Con la tecnología de Blogger.
RSS


 

Futbolistas que sufrieron algún trauma en su vida y lo superaron

 
 
 
 
 
  Jakub Błaszczykowski: Es un futbolista polaco, su equipo actual es el ACF Fiorentina. Cuando el jugador tenía 10 años, junto a su hermano fueron testigos de cómo su padre asesinaba a puñaladas a su madre hasta la muerte. El padre fue condenado a 15 años de cárcel y  al salir en libertad una vez cumplida la condena, nunca volvió a tener relación con sus hijos. Jakub admite no haber superado nunca este tema desde un punto de vista, incluso varias veces estuvo a punto de dejar de jugar, pero su tío, ex futbolista lo convenció de seguir. Hoy en día el jugador cada vez que marca gol, señala al cielo en honor a su madre.
 
 
 
 
 
 

  Mario Balotelli: Jugador italiano de ascendencia ghanesa. Nació con graves problemas de salud, sus padres se mudaron por razones de su salud y por razones económicas de Palermo a Brescia. Tras no mejorar y empeorar la situación familiar, sus padres piden ayuda de los servicios sociales y finalmente en 1993 la familia del jugador acordó encomendar al niño de entonces tres años de edad a Francesco y Silvia Balotelli. Cuando ya se hizo famoso sus padres biológicos le pidieron su regreso. Pero más tarde se les acusó de oportunistas, afirmando que sólo lo querían de vuelta debido a la importancia que había ganado.
 
 
 
 
 
  Carlos Tevez: Con tan solo 10 meses de vida le cayó agua hirviendo en su rostro y cuello, causándole quemaduras de tercer grado. El jugador tuvo la oportunidad de hacerse un par de operaciones para mejorar, pero este decidió no hacerlo para no estar parado en su carrera futbolística. Luego a los 5 años su padre fue asesinado y su madre lo abandono. Finalmente fue adoptado y criado por sus tíos  Segundo Raimundo Tévez y Adriana Noemí Martínez. Por si fuera poco, hace unos meses su padre adoptivo fue secuestrado
 
 
 
 
  Franck Ribéry:  Sufrió un grave accidente de tráfico junto a su padre, cuando tenía dos años. El jugador salió despedido por el parabrisas y el impacto le provocó las cicatrices que hoy conserva. Desde entonces los niños se burlaban de él, pero eso le hizo más duro.
 
 
 
 
  Javad Nekounam: Ex capitán de la selección iraní, de niño jugando con su hermano provocaron accidentalmente un incendio en la casa, del cual sobrevivieron de milagro. El jugador hoy en día todavía conserva muchas cicatrices en sus piernas tras el incendio.  Por si fuera poco, luego Irán entró en guerra con Irak, él comenta que solo recuerda jugar a fútbol y ver los misiles sobrevolar el cielo y los disparos de los ejércitos.
 
 
 
 
 
  Cuadrado: Cuando el jugador tenía 4 años un grupo armado asaltó su casa, él solo recuerda los disparos y los gritos de su madre. Más tarde cuando finalmente pararon los disparos vio a su padre fallecido. Luego se la pasaba todo el día jugando fútbol en la calle, hasta que un día  un camión le atropelló sin graves consecuencias. Tras ello su madre decidió esconderle las botas de fútbol, pero ello no impidió que el jugador jugara con botas o sin ellas.
 
 
 
 
 
@AliszkaFedor
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario